sábado

La Archivística en la vida cotidiana


Pensemos por un momento que todo lo que hacemos tiene un orden, como ocurre cuando planteamos cómo organizar y clasificar un archivo. No es del todo descabellado que establezcamos pautas archivísticas en nuestros quehaceres cotidianos. Un ejemplo es la cocina donde clasificamos los armarios colocando en un estante los vasos, en otro los platos, cacerolas... de mayor a menor tamaño. Eso sería lo mismo a la hora de depositar documentación en un módulo siempre con un orden lógico.
Los armarios es el lugar de la casa que requiere cierto orden, vendría a ser los depósitos de los Archivos donde en las perchas se colocarían las camisas, chaquetas por un lado y en los cajones, camisas, calcetines, ropa interior etc, por otro. 
Ocurre lo mismo en informática donde organizamos nuestros archivos  (documentos, imágenes, videos...) en carpetas (equivalente a lo que sería una estantería donde albergarían los documentos) que se ordenarían según el tamaño, alfabéticamente, por fechas...
Así, la archivística está más presente que nunca. Está en nuestras vidas y, por el ritmo de vida que tenemos, no nos damos cuenta. El problema está que nunca se ha planteado que la organización y clasificación archivística esté vinculada con la organización y el orden en nuestras vidas pero hay que analizarlo con mucho detalle.  Lo más evidente es el orden de los libros, cds, dvds en las estanterías y lo menos evidente: el armario de las cremas para la piel, cajón de los medicamentos que lo organizamos por pura lógica con el fin de encontrarlo, igual que en los depósitos de un Archivo. Todo objeto relacionado esta ordenado con lógica, tiene una razón de ser. Aunque no olvidemos que siempre habrá individuos que no conciban como tal la lógica del orden, rompiendo así los esquemas.
De este modo,hay que valorar la importancia que tiene la archivística en nuestras vidas, en los Archivos y cómo tambien existe en las actuaciones diarias de los individuos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario